Club 1802: un refugio para los amantes del ron

El Club 1802 está a punto de convertirse en una cita ineludible para los amantes del ron añejo y de los rones arreglados. Inaugurado el 8 de noviembre, el bar del hotel Monte Cristo ofrece 500 referencias de esta preciosa bebida, todas seleccionadas de antemano por Alexandre Vingtier. Experto en espíritus, es cofundador de la revista “Rumporter” y autor del libro “101 rones por descubrir”.

¿Pero a qué se refiere la fecha “1802”?

Esta figura no fue escogida al azar: se refiere al año de nacimiento de Alejandro Dumas, autor de la novela “Le Conte de Monte-Cristo” que dio nombre al lugar. A modo de recordatorio, el relato de Monte Cristo cuenta la historia de Edmond Dantes, un joven marino que fue encerrado en la isla If y se convirtió en el heredero de un tesoro borgiano escondido en la isla de Monte Cristo. Además, el escritor es nieto de un propietario de una plantación de caña de azúcar en la isla de Santo Domingo.

El Hotel Monte-Cristo (inaugurado este verano) y su bar le sumergen en un ambiente del siglo XIX! Descubrirá un gran mostrador con notas leñosas y orientalistas, donde se presentan botellas de ron de todo el mundo. El menú es tan exhaustivo como el lugar: declinó alrededor de 10 rones intemporales (Appleton 21 años de Jamaica, Passador de Oro XO de Guatemala entre otros), y 10 rones del momento (Fair XO Acacia Finish, India Fiji Company 13 años….).

En el lugar, los camareros estarán encantados de guiarle durante sus degustaciones, y no dudarán en darle algunos consejos para ayudarle a diferenciar entre los diferentes tipos de ron: blanco, melaza, agrícola…. y sobre todo aprender a apreciarlos!

Pero, ¿qué sería de un bar sin su menú de cócteles? El Club 1802 no es una excepción a la regla y ofrece una gama de bebidas a base de ron (¡por supuesto!):

– 2 cócteles sin alcohol

– 6 clásicos revisitados: Ron a la antigua, estilo Ti Punch 1802

– rones preparados

– 1 punch ball para compartir (para 4 a 6 personas)

– 4 cócteles de la firma: incluyendo “Honshu Island” (hecho de ron japonés Nine Leaves)

Y para los más golosos, Club 1802 le sugiere que acompañe su copa de ron con una burrata de Apulia, una tabla mixta de delicatessen/queso, o pruebe el plato sorpresa.

Una cosa es cierta: ¡todos los caminos llevan al ron!

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.