Conociendo el Clairin, máximo espirituoso de Haití

¿Qué es el Clairin?

El territorio haitiano es conocido por algunos de sus rones, probablemente Barbancourt o Samaroli te suene al oído. Pero la verdadera representación del destilado haitiano yace en el Clairin.

Esta bebida destilada de caña es el verdadero territorio de la isla. Sus habitantes conocen muy bien su espirituoso, que abunda en casas locales y es producido por algunas destilerías de clairin especialmente para consumo doméstico. El clairin tradicional es producido con caña de azúcar recoltada a mano y sin pesticidas. Luego es exprimida en jugo o hecha en jarabe. Posteriormente es fermentado y destilado en un alambique de vaso.

 

Una representación de Haití

Clairin encuentra su origen durante el siglo 18, cuando el azúcar comenzó a abundar en la isla durante el período colonial francés. El suelo, muy fertil, convirtió al territorio en el productor más grande de azúcar de las antillas.

Tras la independencia de Haití en 1804, la isla retuvo distintas costumbres de la cultura francesa, entre ellas, la caña de azúcar y los procesos de destilación, que aportaron los mismos franceses. El clairin es sin embargo, un espirituoso muy arraigado al territorio haitiano y a su cultura local, una representación.

Este espirituoso encuentra su lugar en cada ritual, ceremonia, celebración, cada motivo importante para el haitiano.

 

Clairin en el Mundo

La bebida haitiana ha conseguido su lugar alrededor del mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, el espirituoso tiene gran potencial de éxito, explica Shannon Mustipher, experto en ron. De hecho, el clairin varía em aromas, de floral a afrutado, desde seco, terroso, herbal, entre otros. Ofrece tanto a bartenders como mixólogos una nueva posibilidad de combinar sabores y crear bebidas.

En Nueva York, por ejemplo, el bar de cócteles BlackTail, el restaurante Franchette y Shoji, usan clairin para preparar bebidas originales.

 

El clairin sigue atrayendo la atención de muchos consumidores y profesionales dada su originalidad y su producción natural, sin aditivos o fertilizantes, naturalmente fermentado, hecho a partir de métodos de producción antiguos que, muy poco, han variado desde entonces.

 

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.