Mantente sano! Detox con rábano negro

Mantente sano! Detox con rábano negro. Estimulante, el rábano negro drena el hígado. Este vegetal, el “rábano picante de los parisinos”, es originario de Asia, donde se consume cocido.

Es la parte subterránea de una planta anual o bienal, Raphanus sativus, y es la primera especie de rábano que se cultiva en todas las latitudes. Cosechado en invierno, se conserva bien, al menos un mes en el frigorífico.

Esta raíz, con su superficie negra y su carne blanca, contiene vitamina C (6,4 a 23 mg por 100 g de rábano crudo), folatos también llamados vitamina B9 (36 microgramos/100 g), calcio (53 mg/100 g) y potasio (312 mg/100 g).

Contiene principalmente glucosinolatos, degradados en el organismo en moléculas de azufre (principalmente isotiocianatos) con propiedades desintoxicantes y antisépticas, así como polifenoles antioxidantes.

Después de las fiestas, el rábano negro es perfecto para restaurar la salud y aligerar el peso. En efecto, aumenta la secreción biliar y facilita su evacuación al intestino, lo que permite una buena digestión. Sus derivados de azufre refuerzan la acción de las enzimas hepáticas para una mejor eliminación de alcohol y toxinas, incluyendo fármacos (paracetamol por ejemplo), y su alto contenido de antioxidantes le confiere propiedades protectoras y reparadoras de las células hepáticas. Por último, rico en fibra, mejora el tránsito intestinal.

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.