El Abecedario de los Espirituosos por Alexandre Vingtier: N de Nalewka

N de Nalewka. Los licores tradicionales poloneses o nalewka. Cuando pensamos en licores, pensamos en Francia y sus numerosas producciones en todas las regiones, desde la Chartreuse en Los Alpes hasta La Bénédictine en Normandia…

Pasando por la créme de cassis de Dijon en la región de Borgoña. O el Grand Marnier en la región de Charente y Cointreau en la Loira.

También, pensamos en Italia y a sus grandes licores amargos, amaro, rabárbaro, etc., Y aquellos a base de anís como la sambuca o inclusive el limoncello y el amaretto. Así como no olvidaremos los grandes holandeses como Kuyper y Bols. Hacia Europa Central y del Este, contamos sobre todo con licores de plantas amargas como Jägermeister y Underberg (Alemania). O el Becherovk (República Checa) y el Unicum (Hungría). O aun Riga Black Balsam (Letonia). Sin embargo, no podemos pasar al lado de una de las culturas más grandes del licor, frecuentemente desconocidas, en este caso la Polonia.

 

El wódki

Bien reconocida por sus wódki (plural de wódka), Wyborova y Belvedere encabezando, la Polonia no se ha quedado rezagada en maceración de plantas y frutas. ¿Quién no ha caído bajo el encanto de la Żubrówka, el vodka aromatizado con hierba de bisonte o avena aromática, o la Siwucha, un vodka gris de gusto sin igual? Si usted ha visitado el país de Chopin, probablemente haya descubierto numerosos wódki aromatizados como el Cytrynówka al limón, Orzechówka a la nuez o Pieprzówka a la pimienta, y licores originales como el Krupnik a base de miel y de más de diez especias, y para los más aventurernos el Wódka Żołądkowa Gorzka o el vodka amargo para el estómago, un vodka licoroso a base de frutas, plantas y especias envejecido en barricas.

Sobre el terreno, se les suele dar el nombre comercial de wódka. Aunque algunos de ellos superen los 100 gramos de azúcar por litro que definen la categoría de los licores. Es cierto que todas estas maceraciones se hacen con vodka puro o spirytus rektyfikowany al 95% vol. Se encuentra fácilmente en las tiendas, porque la tradición de los licores domésticos sigue muy viva en Polonia: este tipo de licores artesanales se llaman nalewki (plural de nalewka).

 

Nalewki

Por supuesto, muchos nalewki son en realidad licores o tinturas de frutas o plantas caseras. Son basados en un solo ingrediente, algunos de los cuales son muy originales. Por ejemplo, flor de girasol, ortiga, cola de caballo. O incluso aronia y toda una serie de frutas más o menos silvestres.

Una de sus principales características es su alta graduación alcohólica, a menudo en torno al 40-45% vol. y existen verdaderos tesoros. Afortunadamente, algunas recetas que datan de varios siglos se han transmitido de generación en generación en familias a menudo aristocráticas. La marca Nalewka Staropolska (“nalewka de la antigua Polonia”) es probablemente el mejor ejemplo. Especialmente con su receta llamada Cztery Pory Roku (cuatro estaciones). Esto demuestra complejidad y conocimientos técnicos que rivalizan con los mayores licores monásticos franceses.

Esta casa produce sólo unos pocos miles de litros al año, totalmente a mano. Ya sea para cosechar variedades raras de fruta, especialmente seleccionadas para la maceración. Mas no para variedades de mesa o variedades destinadas a la destilación. O para manipular damajuanas de cristal que se expondrán al sol para favorecer su extracción. Estas luego se colocarán en la bodega antes de ensamblar varias frutas o añadir otros ingredientes como las especias. Se necesitan al menos dos o tres años para obtener un nalewka digno de ese nombre.

Verdadero emblema de las bebidas alcohólicas polacas identificadas Slow Food, esta marca está disponible en algunos mercados de exportación. Además aparece en las principales mesas polacas, incluso en las cantinas. Así que si te gustan los licores, los brandies de frutas de gran notoriedad o los sabores originales, ¡ya sabes qué degustar!

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.