listening bars

Para melómanos -fanáticos de la música- el Good Bar

Y para seguir celebrando el día de la música, reseñamos un bar de Nueva York. El Good Bar te permite llevar tus propios vinilos para reproducirlos!

***Cabe destacar que el bar se encuentra actualmente cerrado por la pandemia de covid-19, pero esperamos su pronta reapertura***

El bar the Good Bar, de los mismos creadores del local Good Room, ha sido creado para los amantes de la música. Apodados “listening bar”, lugares como Good Bar están equipados con aparatos de sonido de calidad para una experiencia musical única. Los mismos bartenders son expertos en selección musical.

La experiencia del listenging bar viene de Tokio, dónde este tipo de bares existe desde los años 1950. Ahora el concepto se ha trasladado a varias ciudades del mundo como Nueva York con Good Bar y hasta París con Fréquence.

En Good Bar se organizan eventos semanales de escuchas de discos escogidos por un seleccionador invitado. Además, cada semana, organizan un evento llamado BYOV (Bring your own vinyl – trae tu propio vinilo). Es un bar perfecto para los audiofilos, aquellos que saben de sonido y de música. De hecho, el bar posee excelente equipo para escuchar de marcas increíbles como Klipsch y un tocadiscos Thorens. ¡Con qué complacer a los melómanos!

Por supuesto en god Bar también es posible degustar increíbles cócteles. Mientras tanto durante el confinamiento el bar propone cócteles para llevar. Como este hermoso cóctel que vemos en la foto abajo: el Grace Jones. Vodka, limón, clara de huevo, fresas frescas y menta.

Good Room Brooklyn

98 Meserole Avenue, Nueva York, 11222

Entre Lorimer St y Manhattan Ave

goodroombk.com

 

Listening Bars en el mundo: París

En París encontramos también el concepto de los listening bars. Esta ocasión presentamos el bar Fréquence, fundado por tres amigos, Guillaume Quenza (ex-Sherry Butt), Matthieu Biron (ex-Andy Wahloo) y Baptiste Radufe. Hábiles con sus seis manos para manejar cocteleras y tocadiscos. Les llevó unos meses hacer realidad su sueño juntos: montar un bar donde los cócteles y los vinilos se colocan en la misma escala de valores.

Situado en el distrito 11 (sede de las boutiques de 33 rpm), el universo de este bar musical con su decoración arbolada fue brillantemente diseñado por el joven trío. Las líneas de botellas han dado paso a la colección de vinilos de los propietarios (la nimiedad de 1.500 a 2.000 discos). Las copas están escondidas en una vitrina refrigerada, y en el mostrador el tocadiscos se muestra como un buen vecino de la estación de bar. Una idea inteligente para la los bartenders, quienes mezclan inmediatamente DJ sets y cócteles funky.

Fréquence

20 Rue Keller, 75011 Paris

https://www.facebook.com/frequenceparis

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.