El éxito del coñac empuja a los viticultores a ampliar aún más sus viñedos

El brandy Charentaise es un importante producto de exportación. Los viticultores de Charente lo han comprendido y quieren aumentar su producción.

Las ventas de coñac, del que se exportó el 98%, crecieron por cuarta vez consecutiva para la campaña 2017-2018 (31 de agosto al 31 de julio), con un +8,2% en volumen y un +5,4% en valor, impulsadas aún por el mercado norteamericano, con Asia en las regiones de mayor crecimiento.

Para satisfacer la demanda, los viticultores quieren plantar otras 3.500 hectáreas de viñedo, además de las 1.500 hectáreas obtenidas el año pasado. El Consejo de la Cuenca Charentes-Cognac, organismo que agrupa a representantes de los poderes públicos y del sector, ha aprobado efectivamente la solicitud de plantar 3.474 hectáreas de viñedos adicionales.

Con cerca de 75.000 hectáreas de viñedos, Charente es el cuarto viñedo francés más grande.

El récord de 200 millones de botellas expedidas se alcanzó por primera vez en la última campaña, estimada en 205,9 millones de botellas con una facturación de 3.200 millones de euros. El potencial de cosecha es bueno este año gracias a un verano excepcionalmente bello, seco y caluroso, señaló el Consejo de Cuenca en su declaración.

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.