Ginebra St. Laurent destilada con algas del río Saint-Laurent

Es probable que existan tantas recetas de ginebra como destilerías pero es necesario encontrar la combinación perfecta para una buena degustación. Un equipo del Bas-Saint-Laurent a apostado en la alga, producto de un territorio marino poco conocido. Con una tinta sutil, pero muy presente. Todas las botellas de ginebra St. Laurent cuidadosamente alineadas en el expositor contienen un líquido con reflejos verde.

Nuestra ginebra es una de las pocas que no es dulce, pero más bien salada, como el río “, explica Jean-François Cloutier, co-fundador de la destilería y responsable de la producción.

Bingo: este sabor suavemente ahumado, fuerte en yodo, era lo que buscaban para destacarse pero siguiendo anclados en el territorio quebequense ya que esta grande alga morena, que parece a hojas de lasañas gigantes, es particularmente abundante en el Saint-Laurent, de Rimouski a Gaspé.

Aunque haya conocido muchos éxitos gracias a las algas – unas 100 000 botellas de ginebra de algas han sido compradas hasta hoy -, la destilería de Saint-Laurent se dirige ahora hacia productos sin algas. Este pionera de las micro-destilerías del Quebec comercializa desde el año pasado un whisky de maïs blanco, el Moonshine, y ha lanzado en 2017 la producción de un whisky envejecido en barriles de roble, cuyas primeras botellas podrán ser consumidas en 2020.

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.