La heroína francesa Colette y su antigripal con champán

Un remedio antiguo, popularizado por la heroína francesa Colette. El antigripal con champán caliente bien reputado por sus conocidos.

Mientras que Europa renacía en 1945, un tal Francis Carco, escritor y gran amigo, le decía a Colette en el mes de octubre: “Querida Colette, no olvide su champán caliente contra la gripe. Probé uno de ellos tras su consejo y pasé 48 horas de bienestar

La receta de Colette apareció en la época en revistas como Marie-Claire, en el año 1940. Colette, recitaba su preparación:

Sacrifique media botella de un buen champán seco para su preparación, que hervirá brevemente a fuego vivo en una pequeña olla. Al aparecer la primera gran ebullición, apague el fuego y agregue una buena dosis de armañac. Bébalo hirviendo. Le aconsejo a los pre-engripados de recostarse antes de beberlo. Pues he visto aquellos sensibles al alcohol y apesadumbrados por la fiebre que caían, como quien dice, muerto. Pero ninguno falló en despertarse al día siguiente, curado.

Un remedio más bien visto como radical, pues la utilización del alcohol por el champán, y no solo del champán sino del armañac traen a la vida este remedio para sacudir el mal. Aunque parezca nada más que otro hot toddy o un cóctel caliente, es un remedio que sí cura la gripe! Pero Colette se armaba de más de una receta para curar los males.

La escritora dejó igualmente otras recetas durante el curso de su vida. El libro Colette Gourmand por Marie-Christine y Didier Clément, (Albin Michel), recopila las recetas que Colette gustaba servir a sus seres queridos.

Una importante figura femenina como Colette partió dejando un legado en el mundo de los espirituosos con nada más y nada menos que el champán y el armañac, dos espirituosos dignos de Francia.

*Receta e historia originalmente de Une cuillère pour papa.

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.