De criada a bartender: descubra la historia de Ang Wei Hong

Ang Wei Hong ha tenido una trayectora profesional poco común hasta que se convirtió en bartender. Originaria de una parte pobre de Anhui, en China, empezó a trabajar como criada en Pekín para hacer frente a las necesidades de su familia.

Sin embargo, no se contentaba con este trabajo y estaba buscando otro. Luego, una oportunidad se presentó a ella: le propusieron trabajar en un bar llamado el Jane and Hooch. Aunque oficialmente no era bartender en aquella época, comenzó a conocer allí el mundo de los cócteles.

Tres años más tarde, le propusieron trabajar como camarera en una nueva cafetería en Shanghai. Estaba dispuesta a saber más de este nuevo trabajo y pasaba mucho tiempo tratando de memorizar la carta de los cócteles.

Al principio no le gustaba vivir en Shanghai, porque no estaba acostumbrada a esta vida con mucho estrés. Sin embargo, dice que ser camarera es el mejor trabajo que jamás ha tenido. Le encanta preparar bebidas y adaptarlas a los gustos personales de los clientes.

Además de ser bartender, también es encargada de la cafetería, lo que significa que es responsable del cierre de la tienda al final del día, de la gestión de las finanzas así como de los inventarios. Tiene mucho estrés, pero tiene la intención de quedarse allí y sueña con crear los mejores cócteles.

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.