Bouchello, el limoncello artesanal hecho en Suiza

Para nuestra selección Spirits Hunters, traemos Buchello, el limoncello artesanal hecho en Suiza por dos buenos amigos de infancia.

Juntos, Mark Mestre y Joachim Camponovo ponen manos a la obra para materalizar una pasión de color amarilla: el limoncello. Bouchello nace de la iniciativa de emprendimiento que ambos amigos comparten. Cuentan, que la idea nació al final de una cena degustando el licor. Como la cerveza está muy de moda, el limoncello artesanal bien podría hacer su trabajo.

De familia italiana, Camponovo se sumerge en la preparación del limoncello artesanal en su cocina gracias a una receta de su tía originaria de Boloña. “Un fracaso total!” dice Camponovo, “muy alcohólico“. El pasado mes de otoño, el dúo dio con la receta ideal.

La receta de Mestre y Camponovo consiste en limones artesanales importados desde Sicilia, que un distribuidor local conoce perfectamente y les provee. Cuentan con 6 limones por litro de alcohol, cada uno pelado delicadamente afín de no arrancar la capa blanca, indispensable para el sabor amargo del limoncello. “El objetivo es alcanzar 40 grados de alcohol“, afirma Camponovo.

Su début en diciembre les valió la venta de sus 100 botellas de limoncello artesanal Bouchello directamente desde su taller de creación. Ambos amigos organizan anualmente tres encuentros directamente en su taller para conectar tanto con clientes usuales como nuevos. Es una oportunidad para crear cócteles a base de limoncello, que de acuerdo con Mestre y Camponovo, se casa muy bien con champán o tónico para el aperitivo.

 

No conduzca bajo los efectos del alcohol. Consuma con moderación.